Rodando se encuentran: puente de arte entre Cuba y China

Con el objetivo de actualizar al público chino sobre el arte cubano contemporáneo, el Museo de la Arquitectura y el Urbanismo de Shanghai, (SUPEC) exhibirá desde el próximo mes de marzo la muestra Rodando se encuentran.

Un total de 150 obras de diversas manifestaciones, expresiones, estilos, formatos y técnicas llegan al importante recinto expositivo chino para continuar con las acciones organizadas por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP) desde hace unos años, para dar respuesta al creciente interés por el arte cubano de la vanguardia y contemporáneo que existe en la nación asiática.  Diversos galeristas y coleccionistas privados e institucionales chinos han adquirido piezas de nuestros más representativos artistas.

Esta muestra –concebida como la mayor exposición plástica que sale de la isla destinada al público asiático-, incluye, pintura, grabado, fotografía, escultura, instalación y videoarte de un centenar de creadores de disímiles generaciones y estéticas, como los Premios Nacionales de Artes Plásticas Pedro Pablo Oliva, Roberto Fabelo, Nelson Domínguez, Alfredo Sosabravo, Adigio Benítez, Ever Fonseca, entre otros.

Quienes acudan al SUPEC podrán acercarse a grandes obras de la cultura cubana de la segunda mitad del siglo XX y también de XXI, sin dudas, una oportunidad única de disfrutar piezas de gran valor artístico pertenecientes a la colección del CNAP.

Situado en el centro de la Plaza del Pueblo de Shanghai, el SUPEC ha exhibido trascendentales muestras transitorias de relevantes artistas de distintos puntos del planeta como Pablo Picasso, Salvador Dalí y John Portman, así como diversas selecciones colectivas de artes español, ruso, italiano, francés, entre otras muchas.

Este acercamiento cultural a la tierra de la Gran Muralla comenzó en 2010, año en que se celebró medio siglo de las relaciones entre el gigante asiático y nuestro país. Como tributo a esta efeméride se inauguraría en aquella ocasión un inmenso hotel decorado con nuestro arte.

El Gran Meliá Shanghai cuenta con 3500 piezas de sesenta artistas cubanos. Esta lujosa instalación hotelera de cincos estrellas es un proyecto chino-cubano y es un símbolo de modernidad y tradición de la región. Cuenta con un inmenso mural de nuestro pintor abstracto Rigoberto Mena, artista que también se incluye en la selección que próximamente podrán disfrutar los espectadores de esa ciudad.

Luego se exhibieron, en septiembre del mismo año, en la galería Xin Dongcheng del distrito artístico pequinés de Dashanzi,  una retrospectiva de las últimas cuatros décadas de creación pictórica cubana mediante la obra de diecisiete reconocidos creadores como Lázaro Saavedra, Roberto Diago y Rocío García, quienes también repiten esta vez.

Al decir de los organizadores de Rodando… esta es la muestra cubana más abarcadora que llega al lejano continente. Paralelamente, en el mismo museo, el CNAP organizará conferencias, encuentros y conversatorios que pretenden lograr una interrelación con el público interesado en conocer sobre las artes visuales de la isla caribeña.

Fuente: Cecilia Crespo, OnCuba